miércoles, 13 de abril de 2011

No recuerdo aquél momento en que te fuiste, y ya no volviste, Tampoco recuerdo como pase aquella noche, y a qué hora recuperé el sueño, No recuerdo, la sensación con la que me desperté en la mañana; Pero recuerdo las circunstancias, que me obligaron a seguir, a seguir luchando, recuperando cada una de mis fuerzas, Y allí estaba, tan fuerte como siempre.

7 comentarios:

Naïve dijo...

Es mejor olvidar, pasar página y sentirte orgullosa por haber sido tan fuerte y haberlo conseguido :)
Me encantó! un beso

Emma dijo...

Me paso exactamente lo mismo. Y no recuerdo absolutamente nada, como pusiste ahi: pero recuerdo las circunstancias, que me obligaron a seguir, a seguir luchando, recuperando cada una de mis fuerzas.

un par de lacasittos dijo...

Si al fin y al cabo todo tiene una parte buena.

un besitto!=)

Munani dijo...

Lo que no mata engorda, y lo que no engorda te hace fuerte... ahora todo tiene sentido :)

Athenea Jones dijo...

tan fuerte como siempre
una gran frase!

jordim dijo...

ese momento suele salir a la fuerza...

Citrico. dijo...

Eso pienso yo aveces, que bien lo plasmaste sisi :D