miércoles, 25 de enero de 2012

Los objetos guardan tantos recuerdos ,
pero nada como el invierno,
nada como los días...

De esos días en lo que aun ni siquiera has dormido y suena tu despertador.
en que la rutina gira, se voltea, cambia y se convierte.
En los que tu y yo somos camuflaje.

De esos días en que despiertas de tu cama ,para dormir en otra.
en los que no te levanta ni un café ,ni una manzana... solo una llamada.
En los que tu y yo pasamos inadvertidos por la vida.

De esos días me faltan.
sinceramente ... me faltas.

y al menos he vuelto a escribir .
al menos mis palabras se dirigen ,aunque nunca lleguen a su oído.

8 comentarios:

hollow circus♥ dijo...

D: yo estoy por las mismas todo me parece tan monotono ahora la vida es divertida no puedo negarlo pero aun me falta su policromia esa que el despedia........


besos

VANESSA dijo...

Al menos estas palabras sirven para desahogarte y llenar ese hueco q t falta.
Besoss

Cosasquepasan dijo...

Hay veces...q no hace falta que tengamos a alguien a kien darle dichas palabras...
:) :D :)

Claudia Tubilla dijo...

Suele ser, suele pasar.
Odio que en esta vida halla el "suele".

Porque cuando no queremos aceptar la verdad... siempre se añade un "suele" pasar..

Maléfica. dijo...

Al menos puedes hacer algo. Algo es algo ¿no crees?
http://todostenemosunsecretoyesteeselmio.blogspot.com/

Utopía dijo...

Aunque no sean escuchadas por la persona a la que van dirigidas lo importarte es expresarse, desahogarse, quitarse un peso de encima y sentirse mejor después de haber escrito. Eso es lo que hago yo :) Besos! <3

Marlene dijo...

Encantada de haber encontrado tu blog, de seguirte y leerte.

Forgotten words dijo...

Yo creo que muchas veces escribimos por eso mismo, porque estamos seguros que no llegaran a sus oidos... Bonito lugar, me alegra haberlo descubierto ;)